Natalia Berríos
 
Nominado

Mayerling

Ballet de Santiago
Versión: XV Versión Año 2014
Categoría: Danza, Bailarina
Compartir
FacebookTwitterEmailShare

Natalia Berríos

Artes Escenicas
 
Biografía

Primera Bailarina Estrella

Inició sus estudios en la Escuela de Ballet del Teatro Municipal en 1985 y en 1993 se incorporó al Ballet de Santiago. Tres años más tarde fue promovida a Solista, luego a Primera Bailarina (1999) y este 2013, Marcia Haydée, la ascendió a Primera Bailarina Estrella. Importantes maestros y coreógrafos han contribuido en su formación, entre ellos, Ben Stevenson, Ricardo Bustamante, Ivan Nagy, Ronald Hynd, Monica Parker, Glen Tetley, Peter Wright, Natalia Makarova, André Prokovsky, Mauricio Wajnrot, Sandy Jennings, Sally Leland, Jaime Pinto, Richard Cragun, William Burgman, Hilda Riveros, Loipa Araujo, Mario Galizzi, Marilyn Burr, Eduardo Yedro, Lázaro Carreño, Tamas Dietrich, Christiane Marchant y Roberto Zamorano.
Ha asistido a relevantes citas internacionales de la danza y ha sido galardonada con importantes premios. En 1993 participó en el Concurso Internacional de Ballet de Shanghai y en 1998 fue invitada por primera vez al Festival Internacional Ballet de Miami, al que regresó en 2000 y 2011. En 1999 bailó con Maximiliano Guerra en La Fierecilla Domada en una gira de la compañía por Argentina. En 2001 recibió el Premio de la Crítica por La Consagración de la Primavera y en 2002 participó en el Concurso de Ballet de Praga. En 2004 se presentó en el II Encuentro de las Artes Escénicas (México puerta de las Américas) y en 2005, en la Bienal de Venecia, en una gira internacional por Brasil, Argentina y Uruguay y en el Festival Cervantino, en Guanajuato. Al año siguiente fue invitada a bailar junto a Iñaki Urlezaga en la gala de cierre del Teatro Colón y bailó junto a Julio Bocca y Alessadra Ferry en Mannon en el Teatro Ópera de Buenos Aires. En 2007 se presentó en el Festival Internacional de Cali, donde volvió a actuar en 2010 y 2011. En 2008 participó en el Tercera Festival Internacional de Danza Siglo 21 en Venezuela y dos años más tarde, en la gira internacional que llevó al Ballet de Santiago a la Expo Shanghai. En 2011 bailó en la Gala de Aniversario del Ballet de Stuttgart junto a Luis Ortigoza y El Cascanueces de Vicente Nebrada con al Ballet Teresa Carreño, además de recibir el premio Altazor por La Bayadera. En 2012 participó en la Gala de los 40 años del Ballet Clásico y Moderno Municipal de Asunción y en el Festival Internacional de Ballet de La Habana y en 2013, en la Gala Internacional de Ballet de Praga.
Su repertorio incluye roles protagónicos como Giselle y Mirta (Giselle), Anitra (Peer Gynt), La Sylphide (La Sylphide), Aurora (La Bella Durmiente), Odille y Odette (El Lago de los cisnes), Mannon y Mistress (Manon) y Swanilda (Coppélia), Katherine (La fierecilla domada), Madre Tierra (La consagración de la primavera), Julieta (Romeo y Julieta), Nikiya y Gamzatti (La Bayadera), Svetlana (Drácula), entre otros. También ha bailado en La Cenicienta, Études, Cantata, Carmen, Madama Butterfly, Don Quijote, Cascanueces, Canción de la tierra, Sueño de una noche de verano, El corsario.

 
Obra

Mayerling

Ballet de Santiago
Reseña

Prólogo: El cementerio de Heiligenkreuz antes del amanecer

PRIMER ACTO

Primera escena: El salón de baile en el Palacio de Hofburg, Vienna
El matrimonio de Rudolf, Príncipe heredero de Austria-Hungría, y la Princesa Stéphanie de Bélgica se celebra en el Palacio con el máximo esplendor. El príncipe coquetea descaradamente con la hermana de Stéphanie, la Princesa Louise, ofendiendo tanto a su nueva esposa como a sus padres, el Emperador Francisco José y la Emperatriz Elisabeth. Rudolf se encuentra con la Condesa Marie Larisch, una antigua amante, y la Baronesa Vetsera, quien le presenta a su hija de diecisiete años, María. Cuatro oficiales húngaros, amigos de Rudolf, entran a la fuerza, abogando por la causa separatista para su país. La Condesa Larisch trata de reavivar su relación con el príncipe, pero ambos son descubiertos por el Emperador, quien exige que su hijo vuelva con su esposa.

Segunda escena: Los aposentos de la Emperatriz en el Palacio de Hofburg
Habiéndose retirado del baile, la Emperatriz Elisabeth es atendida por sus damas de compañía. Rudolf visita a su madre en camino a las habitaciones de su nueva esposa y le expresa su profunda infelicidad por haber sido presionado a casarse. Desesperadamente necesitado de afecto maternal, trata de abrazar a la Emperatriz, sólo para ser rechazado fríamente.

Tercera escena: Los apartamentos de Rudolf en el Palacio de Hofburg
La Princesa Stéphanie se prepara para su noche de bodas. Rudolf entra y la aterroriza con un revólver antes de hacer el amor con ella.

INTERMEDIO

SEGUNDO ACTO

Primera escena: Una taberna de mala reputación
Rudolf y Stéphanie entran disfrazados a la taberna. Los acompaña el cochero de Rudolf, Bratfisch, que trata de levantar el ánimo de la princesa. Las prostitutas compiten por la atención de los hombres y Stéphanie escapa de la taberna espantada. Rudolf vuelve su atención a sus amigos húngaros y a su amante, la cortesana Mitzi Caspar. La policía irrumpe en el lugar y el príncipe, su amante y los oficiales húngaros se esconden. La policía arresta a varias personas antes de irse. En un acceso de desesperación provocado por la constante vigilancia a la que se haya sometido, Rudolf propone a Mitzi un pacto suicida. Habiendo sido informado de que el príncipe se encuentra en la taberna, el Primer Ministro, el Conde Taafe, entra en la taberna. Rudolf se esconde nuevamente, pero Mitzi revela su presencia al Conde, con quien se marcha.

Segunda escena: En el exterior de la taberna
La Condesa Larisch, presumiblemente actuando como chaperona de María, presenta la joven a Rudolf cuando éste abandona la taberna.

Tercera escena: La casa de la Baronesa Vetsera
La Condesa Larisch visita a su amiga, la Baronesa Vetsera, y encuentra María contemplando absorta un retrato de Rudolf. La Condesa adivina la suerte de la joven con un mazo de cartas, aseguándole que sus románticos sueños se volverán realidad. María le entrega a la Condesa una carta para Rudolf.

Cuarta escena: El Palacio de Hofburg
Durante las celebraciones de cumpleaños del Emperador, el Conde Taafe enfrenta a Rudolf a raíz de un incriminador panfleto a favor de la causa húngara. Al mismo tiempo, el Coronel ‘Bay’ Middleton le entrega al Conde un puro de broma, provocando la risa del príncipe. La Emperatriz le entrega al Emperador un retrato de la ‘amiga’ de éste, Katherina Schratt. Un espectáculo de fuegos artificiales distrae a todos, menos a la Emperatriz y a ‘Bay’. Rudolf se da cuenta de su interacción amorosa y se llena de amargura. La reanudación de los fuegos artificiales le da a la Condesa Larisch la oportunidad de provocar a Rudolf con la carta de María.

Quinta escena: Los aposentos de Rudolf en el Palacio de Hofburg.
María y Rudolf se encuentran en secreto por primera vez.

INTERMEDIO

TERCER ACTO
Primera escena: La cacería real en la campiña
Durante una expedición de caza, Rudolf inexplicablemente dispara de manera incontrolada, matando a un miembro de la corte y alcanzando por poco a su padre.
Segunda escena: Los apartamentos de Rudolf en el Palacio de Hofburg
La Emperatriz descubre a la Condesa Larisch y a Rudolf a solas y la expulsa, sin darse cuenta de que María está esperando afuera. María entra después de que la Emperatriz se ha ido y Rudolf le pide que se suicide junto a él.

Tercera escena: El pabellón de caza de Mayerling
Rudolf bebe junto al Conde de Hoyos y el Príncipe Philipp de Coburgo, atendido por su valet, Loschek. Rudolf les pide que lo dejen, señalando que no se siente bien. Bratfisch entra con Mary, y el príncipe le ordena que los entretenga. Dándose cuenta de que no le prestan atención, Bratfisch se marcha. En un creciente frenesí de pasión, Rudolf hace el amor con María. Calmando sus nervios con una inyección de morfina, abraza a María por última vez y le dispara. Tras oír la descarga, Loschek, Hoyos y Philipp entran precipitadamente. Tras tranquilizarlos y despacharlos, Rudolf se suicida en la soledad.

Epílogo: En el cementerio de Heiligenkreuz, antes del amanecer

 
 
 
 
 

 

Portable.

© 2022 Altazor – Premio a las Artes Nacionales. Todos los derechos reservados. Bernarda Morín 440, Providencia, Santiago de Chile. Tel (56-2) 370 8775. Cartas a: premioaltazor@scd.cl

Sitio optimizado para ser visualizado en navegador Mozilla Firefox. Descárguelo aquí