Matilde Pérez
 
Nominado

Acá en la estructura

Galería Stuart
Versión: XII Versión Año 2011
Categoría: Grabado y Dibujo
Compartir
FacebookTwitterEmailShare

Matilde Pérez

Artes Visuales
 
Biografía

Pintora y escultora chilena. Nació en Santiago el 7 de diciembre de 1920 e inició su formación artística en 1938 cuando tomó clases con Pedro Reszka. Matilde Pérez ha sido la principal exponente del arte cinético en Chile.
Comenzó como pintora figurativa, sin embargo el impacto que le produjo conocer la obra de Vasarely en Francia, modificó fuertemente su pintura, que pasó a centrarse en los efectos visuales de las formas abstractas coloreadas. Matilde Pérez ha sido merecedora de numerosos premios y distinciones.
Matilde Pérez cuenta hoy con 90 años. Y es una persona muy activa. Vive en Santiago y está expone activamente hasta el día de hoy. Una de sus muestras está vigente y muy apreciada en Galería Modigliani de Viña del Mar. Constituye una muy buena oportunidad para el público poder apreciar lo que fue este arte en nuestro país. Porque la obra de Matilde Pérez es de buen nivel en cualquier parte del mundo. Hoy por hoy se encuentra escribiendo hace unos meses un libro acerca del arte que ella eligió, tan convencida, que lo desarrolló por toda su vida.

 
Obra

Acá en la estructura

Galería StuArt
Reseña

Entre las obras de Matilde Pérez (1920) y Marianne Jorgensen (1975) hay antes que nada una aniquilación del caos. Un tratamiento de éste que hace afrontar la historia del arte a la medida de unos principios técnicos, utópicos y cientificistas que impregnaran a toda una estética del diagrama. Es un efecto primero con germen en las vanguardias rusas. Podríamos decirlo así preliminarmente.
El armazón conoce internamente unos principios lógicos con los cuales advierte una toma de conciencia sobre el arte y sus estructuras perceptivas y emocionales. Así lo inauguro el Giotto, lo siguió Vermeer y lo culminó Cézanne a principios del siglo pasado. Ha habido sigilosamente una historia del caos, de la cual salen, aparecen grandes planos, certeras perspectivas; ideologías del mundo que señalan derroteros estéticos que arrastran hasta hoy la imagen del mundo.
Es este un breve ensayo de texto que surge de un imaginario conceptual deleuziano para hablar hoy en contexto de esta muestra titulada “Acá en la estructura”en la que Matilde Pérez y Marianne Jorgensen exponen sus obras en un mismo espacio, conviviendo ellas en algunos elementos plásticos y diagramáticos que hacen sentido genealógico sobre la abstracción geométrica en sus derivaciones hacia el cinetismo y el arte óptico. Veamos algo de este inicio en la vanguardia holandesa: “Mondrian, una vez liberado de las obligaciones de la representación, la “realidad abstracta” podría hacerse ver y notar, podría ser revelada en la oposición dinámica entre plano y línea, color primario y blanco o negro, horizontal y vertical”. El orden neoplasticista es una cuadricula que cierra y objetiva organizando los planos de una superior conciencia de la historia. Es el hombre máquina asestando sobre el soporte una mirada que no pierde la calma, sino que mas bien, ha pasado por el abismo recomponiendo los planos, uniéndolos como membranas habitables para habitar el mundo. Recordemos que eso intentaron desde un principio los artistas rusos, era su ética primordial. ¿Los edificios racionalistas son todos blancos no?
Anoto esto para decir también que estas obras señalan un tratamiento del color del cual es sensato escapar, salirse a un afuera de la metáfora. ¿Qué es esto?, “¿qué se dice de un cuadro en que el color no asciende, no sale?”
Matilde Pérez muestra en esta muestra, estudios, bosquejos preparatorios, en los que la distracción de los planos dibujados confunde prematuramente el dato objetivo de la obra a concluir. Ella sabrá hacer coincidir los estudios preparatorios y el programa objetivo en la idea de obra de arte total. Estos estudios son estadio primero del diagrama en los que se encarna una síntesis, una economía del tiempo convertido en concepto. Todo es aquí doblemente pre-pictórico, como si Matilde Pérez quisiera anteponer toda la neutralidad coloristica posible en una obra. Es una estrategia formal que afronta sensatamente el derrumbe del dibujo, su constructivismo salvaje y distintivo, y que en su posterior proceso hacia lo objetivo nos proporcionara pintura de color monocromo.
Pero, lo que Matilde Pérez comparte en esta cita es la parte mas intima de su trabajo, sus diagramas preliminares se ofrecen como el dato pintorequista que deberá instalar mas tarde la racionalidad constructiva del armazón. Es una instancia -esta muestra- para ver el proceso, el germen, el huevo que se expone para señalar las posiciones privilegiadas sobre el papel. Lateralmente, a la espontaneidad de estos bocetos se expone la estricta simetría de los dibujos realizados por Jorgensen.
Pues desde otro lugar Marianne Jorgensen explora con dibujos matemáticos la reposición de un diagrama en extremo constructivista. Como no recordar en estas obras, la enérgica armazón vanguardista desarrollada por El Lissitzky, o ver también ciertas referencias al rayonismo, o después mas cercanamente, a las diversas obras realizadas por Francois Morellet o Sol Lewitt. Es otra entonces la modulación que se marca sobre el papel para resumir un optimismo materialista, una estetización de la técnica a grados maquinales.
Sus dibujos son operaciones con un efecto matemático. Un tema de gran interés lo encuentra ella en el uso repetido de simetrías y de formas básicas de la geometría, como el círculo y el cuadrado. ”No usa, sin embargo, la matemática de un modo concreto, pues no se interesa por el retrato de una fórmula específica. Usa, más bien, la matemática como una idea, ya que la idea de la matemática representa para el artista la abstracción perfecta”.
El entusiasmo por lo abstracto se asocia en ambas artistas a una ética de la responsabilidad que busca resultados acerca de la integridad del arte, su superficie y su diagrama.

 
MULTIMEDIA
Para reproducir este Video necesita Flash Player 9.
 
 
 
 

 

Portable.

© 2022 Altazor – Premio a las Artes Nacionales. Todos los derechos reservados. Bernarda Morín 440, Providencia, Santiago de Chile. Tel (56-2) 370 8775. Cartas a: premioaltazor@scd.cl

Sitio optimizado para ser visualizado en navegador Mozilla Firefox. Descárguelo aquí