Hugo Medina
 
Ganador

Lo Crudo, lo cocido, lo podrido

Centro Cultural Espacio Matta
Versión: XII Versión Año 2011
Categoría: Teatros, Actor - Teatro
Compartir
FacebookTwitterEmailShare

Hugo Medina

Artes Escenicas
 
Biografía

Comienza su afición por el teatro muy tempranamente en la Casa de la Cultura de Ñuñoa cuando aún estaba cursando Humanidades, donde tuvo de profesor a Domingo Tessier, para luego formalizar sus estudios en Escuela de Teatro de La Universidad de Chile, donde tuvo profesores tan importantes como Víctor Jara, Jaime Silva, Pedro Orthous y Agustín Siré.
En su vida artística profesional ha participado en diversos proyectos teatrales y cinematográficos recorriendo 25 países de América y Europa. Ha actuado en importantes festivales internacionales (Utrech en Holanda, Hamburgo en Alemania, Edimburgo en Escocia) teniendo una destacada participación.
Ha dictado cursos de actuación y de Commedia del Arte en el New College de la Universidad de Londres, y en la Universidad de Lancaster, Inglaterra.
Ha sido nominado dos veces al Premio Apes de la Crítica especializada y nominado al premio al mejor actor en el Festival de Cine de San Sebastián por la película Prisionero Desaparecido, una co-producción Sueco Cubana y dirigida por Sergio Castilla.
En cine, ha participado en 28 películas, 21 de las cuales han sido largometrajes nacionales como Johnny 100 pesos, Historia de Fútbol, El Chacotero Sentimental, entre otras y extranjeros como El Paso filmada en Bulgaria o Mejicano Felipe Rivera filmada en Alemania Democrática y en Cortometrajes como La Guerra de los Caracoles.

 
Obra

Lo Crudo, Lo cocido, lo podrido

Centro Cultural Espacio Matta
Reseña

1978/ Obra capital de Marco Antonio de la Parra que ganó notoriedad al ser censurada antes de estrenarse en el Teatro UC en 1978. A la manera de una alegoría social, la pieza muestra a un trío de oscuros garzones encerrados en el restaurante “Los Inmortales”, que se empeñan en mantener las reglas vacías de un mundo caduco, esperando el regreso de las glorias del pasado.
El texto es un resultado del trabajo de taller del autor con Gustavo Meza, encargado por Eugenio Dittborn con la intención de crear una nueva generación de dramaturgos. Luego de varios meses de trabajo la obra fue censurada a días de estrenarse por la Vice-rectoría de Comunicaciones de la Universidad Católica, lo que provocó gran impacto en el medio artístico.
El director pronto gestionó una nueva producción con su compañía Teatro Imagen a fines de ese mismo año.

“Cuentan que hace unos treinta años, la vida en este lejano territorio llamado Chile cambió de patas a cabeza. Aunque habría que decir que los que tenían tantas patas como dinero, ante la posibilidad de perder parte de él, utilizaron a los que no tenían cabeza para hacerse del gobierno de la nación.
Fue así como decididos a mejorar la educación, impusieron como rectores en la universidades a almirantes y generales de tierra y aire…en fin…una multiplicidad de aberraciones que sería largo de enumerar en tan poco espacio.
En el teatro, cuyo objetivo ancestral es hacerse preguntas acerca de eso que mal llamamos realidad, esta obra se convirtió en un caso emblemático. La noche del ensayo general de “Lo crudo, lo cocido, lo podrido” fue presenciada por un joven académico que no consideró la obra lo suficientemente “Cocida” como para ser digerida por sus amos y dictaminó “lo podrido”; o sea, la censura.
Pero los teatristas y teatreros que ya habían contado sus muertos, heridos y exiliados y estaban en pleno renacimiento, se propusieron impedir que un joven autor y sus vivos y novedosos personajes fueran transformados en detenidos-desaparecidos del arte y fue Teatro Imagen el que dio la batalla que los salvó de la muerte y de paso, consagró a un autor, incluso antes de ser conocida su obra, la que arrasó con todos los premios nacionales y el premio Tola, NY USA”.
Por Gustavo Meza

 
MULTIMEDIA
Para reproducir este Video necesita Flash Player 9.
 
 
 
 

 

Portable.

© 2022 Altazor – Premio a las Artes Nacionales. Todos los derechos reservados. Bernarda Morín 440, Providencia, Santiago de Chile. Tel (56-2) 370 8775. Cartas a: premioaltazor@scd.cl

Sitio optimizado para ser visualizado en navegador Mozilla Firefox. Descárguelo aquí